Parhelios, luces en el cielo

Los parhelios son un fenómeno atmosférico causado por el Sol (por tanto, también se pueden considerar un fenómeno de origen astronómico).

Se trata de dos pequeños resplandores que se forman a ambos lados del Sol cuando hay un cierto tipo de nubes (los cirros, esas nubes con aspecto de “filamentos” o de “copos de algodón”). Estas nubes contienen pequeños cristales de hielo que refractan los rayos del Sol, es decir, desvían parte de esos rayos a otro lugar, formando así los parhelios. Estos se ven entonces como si fuera un Sol tras las nubes, aunque menos brillante que el Sol real.



No siempre se ven los dos parhelios; muchas veces sólo hay cirros en un lado del Sol y sólo se forma uno. En realidad, como se intuye en la foto, los parhelios son solamente los puntos más luminosos de un halo irisado que rodea al Sol (formado por la misma causa que los parhelios), pero el halo rara vez se ve entero.

No siempre tienen el mismo aspecto. A veces los parhelios aparecen como una mancha luminosa redonda, como un Sol menos brillante; otras veces aparecen más alargados en sentido vertical y/o se descomponen en los colores del arco iris. En ocasiones parecen pequeños fragmentos de arco iris (pero no se deben confundir con éste, pues los parhelios siempre aparecen junto al Sol, mientras que el arco iris aparece en el lado del cielo opuesto al Sol).

Cuando uno se entera de la existencia de los parhelios y comienza a estar atento a ellos, se da cuenta de que se ven con más frecuencia de lo esperado. Se pueden ver sobre todo al atardecer o por la mañana, cuando el Sol está bajo sobre el horizonte.

Los parhelios aparecen exactamente a 22° del Sol, debido al ángulo con que son refractados los rayos luminosos. Para encontrar este punto del cielo, podemos hacer lo siguiente: colocamos el brazo totalmente extendido hacia adelante y abrimos la mano. Cuando tapemos el Sol con la punta del dedo pulgar, el parhelio debería estar aproximadamente donde indica la punta del meñique (como si midiéramos un “palmo” en el cielo). Si en ese punto hay cirros, es posible que se forme un parhelio. (Esto, tanto a la izquierda como a la derecha del Sol).

La palabra parhelio proviene del griego (para-helios) y se puede interpretar como “semejante al Sol” .

En ocasiones bastante raras se produce un parhelio lunar, que se forma análogamente pero de noche y con la Luna llena en lugar de con el Sol. (En realidad, un parhelio lunar debería llamarse “paraselenio”… aunque, a fin de cuentas, la luz de la Luna proviene del Sol).

Informacíon y fotos:

Fogonazos

Astrocantabria 

Un vídeo de muestra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: